¿Qué es la dieta blanda?

abdominal-pain-2821941_1280

“Usted tiene que tomar dieta blanda“. Seguro que hemos acostumbrado a oír esta frase justo antes de salir de la consulta del médico tras acudir a ella tras padecer una gastroenteritis, gastritis o similar. Nos vamos pensando en dos o tres alimentos en concreto, pero sin tener claro muy bien qué es eso de dieta blanda. Pues bien, hoy vamos a solventar esa gran duda.

Tienes que saber que dieta blanda no es sólo consumir arroz blanco, pollo o patata hervida. Hay una serie de alimentos que tu estómago puede tolerar en esos días difíciles y que puedes ir introduciendo poco a poco hasta llevar una vida normal. Nosotros hemos confeccionado una lista que te puede servir para esos días. Así que, pon este post en la puerta de tu nevera o memorízalo. Esperemos que no tengas que usarlo, pero nunca se sabe.

 

Cómo debemos cocinar y comer en una dieta blanda

Los alimentos a tomar en una dieta blanda deben cumplir unos requisitos. La comida, preferiblemente, debe estar tibia y también se recomienda cocinarla con poca sal. Además, la dieta blanda no debe contener irritantes, picantes o condimentos en exceso, debe ser moderada en grasas, hay que emplear formas sencillas de preparación de los alimentos. Es decir, cocidos, asados a la parrilla, hervidos y se debe evitar los alimentos fritos o muy salados y las salsas, ya que pueden causar molestias.

En cuanto a su consumo, hay que comer varias veces al día y en poca cantidad. Los alimentos hay que ingerirlos correctamente. Es muy importante masticar bien los alimentos y comer despacio para facilitar al máximo la digestión. De esta forma, evitaremos tragar aire y, con ello, la formación de gases. Por último, se debe procurar reposar un rato tras las comidas.

Qué alimentos consumir en una dieta blanda

Vamos a dividir el consumo de alimentos en una dieta blanda por diferentes grupos:

En primer lugar, los cereales. Éstos se tomarán refinados en forma de pasta, pan blanco, tostado o biscotes, arroz blanco cocido, papillas de cereales y galletas tipo María.

Las carnes que se puede comer en la dieta blanda son las de pollo, pavo y ternera en cocciones ligeras como a la plancha, hervido o al horno; y fiambres magros como el jamón de york. Si se opta por el pescado, tendrá que ser blanco y se cocinaría igual que la carne.

Los huevos se pueden tomar de varias maneras: Pasados por agua, escalfados o en tortilla francesa, aunque en pacientes más delicados se podría introducir primero la clara y después la yema por su alto contenido graso.

Con la dieta blanda se tomará leche, preferiblemente desnatada, yogur natural, requesón y los quesos frescos tipo Burgos.

Las verduras se tomarán cocidas, en puré o en caldos. Es recomendable el consumo de patata que se tomará hervida o al vapor. Se evitarán los vegetales crudos y las hortalizas formadoras de gas (brócoli, coliflor, coles y cebollas), al igual que tampoco se tomará tomate.

Las frutas se pueden comer en forma de compota o cocidas. No se debe tomar cruda, salvo los plátanos maduros o las frutas no ácidas también maduras.

Por lo que se refiere a las bebidas habrá que evitar el café, alcohol, zumos ácidos, refrescos gaseosos, bebidas carbonatadas y té. Podremos tomar agua, leche desnatada, infusiones (salvo el té) y zumos como el de melocotón.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *