¿Qué es el ai chi y que beneficios te aporta?

leisure-1869744_640

El Ai Chi es una técnica de ejercicio acuático que combina postura, respiración y relajación. Los movimientos guardan muchas similitudes con el Tai Chi pero en el medio acuático. Fue desarrollada en los años 90 por Jun Konno, del Aquadynamics Institute de Japón, con una finalidad de preparación al Watsu® ( técnica de relajación acuática). Actualmente, se utiliza en programas de rehabilitación o simplemente, como técnica de relajación. Por lo tanto, estamos ante una disciplina ideal para nuestro propósito, llevar una vida sana.

¿En qué consiste? 

El Ai Chi consiste en la realización de movimientos suaves, lentos, continuos y amplios, realizados sin fuerza. Los movimientos se coordinan con una respiración profunda.

La base del Ai Chi la conforman 19 movimientos (Katas) que van progresando desde la simple respiración a movimientos de las extremidades superiores, el tronco, las extremidades inferiores y finalmente, de todo el cuerpo con una disminución gradual de la base de apoyo. Así, se va aumentando la dificultad  a medida que mejoran nuestras habilidades.

El Ai Chi se realiza de pie, con las rodillas ligeramente  flexionadas y con el agua a nivel de los hombros. Se puede realizar de forma individual o en grupos. La temperatura del agua debe ser agradable (30º-35º) para permitir una relajación activa. La música que acompaña, guía el ritmo de los movimientos  y la respiración.

¿Qué beneficios nos aporta?

Los principales beneficios del Ai Chi son:

  • Mejora la flexibilidad y el rango de movimiento
  • Mejora el equilibrio, la coordinación y la agilidad de los movimientos
  • Ayuda a mejorar la debilidad muscular
  • Disminuye la rigidez y el dolor generalizado
  • Ayuda a reducir el estrés y la fatiga
  • Mejora la capacidad aeróbica

Prevención de las caídas

El Ai Chi incluye en sus movimientos algunas de las variables a tener en cuenta para tener un buen equilibrio: movimientos de nuestro centro de gravedad, el uso de nuestros miembros superiores sin apoyo y equilibrio en una base de apoyo estrecha.

El Ai Chi clínico busca adaptaciones para trabajar la estabilidad lateral y la capacidad de dar pasos laterales. Así, es posible trabajar en posiciones de tándem, posiciones unipodales, pasos cruzados, pasos laterales sin cruzar piernas, forzar alcances multidireccionales incluyendo paradas de 2 segundos al final del movimiento, trabajar las rotaciones de tronco asociadas al movimiento de los brazos y con seguimiento visual para aumentar las rotaciones cervicales…

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *