Cuánto tienes que correr para perder peso

sport-shoe-1470061_640

Uno de tus propósitos para este año 2019 es perder peso. Pero no solo eso, quieres perder peso corriendo. Los Reyes Magos y Papá Noel ya te han lanzado todo tipo de indirectas. Unas zapatillas de running, el pulsómetro, ese chandal de tactel como el de Rocky cuando entrenaba corriendo en la playa… lo tienes todo. Pero te falta motivación. Para qué correr si no te persiguen. Pues bien, que mejor motivación que saber cuantas calorías quemas en la carrera antes de incluso calzarte las zapatillas. Nosotros te vamos a ayudar a saber cuanto tienes que correr para perder peso.

Cuánto tienes que correr para perder peso

Está demostrado que salir a correr es un ejercicio fantástico con el que se pierden muchas calorías y se mejora el estado físico. Practicar running con frecuencia ayuda a perder peso, por ello es importante conocerse e ir probar distintas distancias para ir calibrando cuántos kilómetros hacen falta correr para mantenerse en una excelente forma física.

Para conocer la distancia a correr para bajar de peso es necesario saber cuántas calorías se queman por hora. Existen varios métodos como el pulsómetro, que valorando la altura, peso, pulsaciones e intensidad de la carrera te permitirá hacer un cálculo aproximado de la distancia recomendada para cada caso en particular.

A continuación, te mostramos una tabla que con los parámetros del peso y velocidad te calcula las calorías quemadas por minuto.

Los 6 mejores maratones del mundo

salida-maraton-valencia

Recientemente disfrutábamos en València de un gran espectáculo atlético, el Maratón València Trinidad Alfonso Edp, todo un espectáculo que finalizaba con dos records del circuito, en categoría masculina y en femenina. Todo un gran acontecimiento para una ciudad, como València, que cada vez más pide paso en el panorama atlético mundial con la extraordinaria organización de su 42K. Las singularidades de su recorrido, un trazado plano, su crecimiento organizativo, los atractivos de una ciudad mágica como es Valencia la ponen a la altura de los mejores. Pero, cuales son los 6 mejores maratones del mundo. Te lo contamos ahora.

Los 6 mejores maratones del mundo

  1. El Maratón de Nueva York. Se trata del más mediático de los maratones en la ciudad más mediática del mundo. Se celebra cada año desde 1970 por las calles de la Gran Manzana. En su primera edición participaron 127 corredores y solamente completaron la prueba de 42 kilómetros, 55 personas. El ganador fue el norteamericano Gary Muhrcke con una marca de 2 horas 31 minutos 38 segundos. Sin embargo, el maratón ha evolucionado de tal manera llegándose a convertir en la prueba con más renombre del panorama internacional. 

    La prueba se retransmite en directo por televisión y cuenta con una audiencia de más de 300 millones de espectadores. Antes del pistoletazo de salida suena por los altavoces la mítica canción New York, New York, interpretada por Frank Sinatra. Los pelos de punta sólo de pensarlo. Todo ello y mucho más, provoca que la demanda de participantes sea muy elevada. De hecho, para conseguir un dorsal hay dos opciones: acreditar un marca bastante exigente o inscribirte a un sorteo previo pago de 11 dólares. Si finalmente eres uno de los agraciados, deberás desembolsar la friolera de 250 dólares.

  2. El Maratón de Londres. Esta prueba, se disputa desde el año 1981, desde la misma fecha que empezó el de València. Se caracteriza por su marcado carácter solidario, ya que su finalidad es recaudar dinero con con fines caritativos. Su fundador es el antiguo campeón olímpico de atletismo Chris Brasher, que se inspiró en el maratón de Nueva York. Durante el recorrido, los atletas pasan junto a buen puñado de edificios emblemáticos de la City como el Palacio de Buckingham, el Tower Bridge, el Big Ben, la Abadía de Westminster y el Parlamento británico, entre otros. El número de solicitudes supera con amplitud las 100.000 de las cuales se aceptan menos de la mitad.

3. El Maratón de Berlin. 286 corredores participaron en su primera edición de 1974, cifra que ha aumentado hasta llegar a rondar los 50.000 participantes. Los corredores salen desde la Plaza Grosser Stern para atravesar la ciudad en un ambiente festivo y amenizado por bandas de música. La prueba finaliza frente a la histórica Puerta de Brandemburgo. Se caracteriza por tener un trazado llano y muy rápido, propicio para realizar buenas marcas.

4. El Maratón de Boston. Es el más antiguo del mundo superando ampliamente las 100 ediciones. La carrera se disputa con carácter anual el tercer lunes de abril desde 1897. Para poder participar en este legendario maratón debe acreditarse una marca mínima establecida por la organización, bien del propio maratón de Boston o de alguna de las otras cuatro pruebas que forman parte del World Marathon Majors (Chicago, Nueva York, Berlín o Londres). Por ejemplo. los hombres de hasta 34 años deben acreditar un tiempo igual o inferior a 3 horas 10 minutos.

A pesar de que este maratón tiene la reputación de ser uno de las más exigentes, no puede registrar un récord del mundo, porque existe una norma que prohíbe que la llegada tenga una altitud inferior a la salida. Hasta el año 1986 el premio para el vencedor era una corona de hojas de olivo. Su recorrido es montañoso y puede contemplarse un paisaje atractivo, que finaliza en la Biblioteca Pública de la ciudad.

5. El Maratón de Tokio. Su historia es bastante reciente, ya que comenzó a disputarse en el año 2007 y en su primera edición participaron 25.000 corredores. Anteriormente y, desde el año 1981, se disputaban dos competiciones alternas: el Tokyo International Marathon en los años impares y el New York Friendship International Marathon en los años pares.

La realidad es que no resulta sencillo participar en este maratón debido a la elevada solicitud de inscripciones, lo que obliga a participar en un sorteo con la esperanza de ser uno de los agraciados para correr la prueba vestido de corto o disfrazado de Power Ranger, Doraemon, incluso de cualquier personaje de cómic Manga. La anécdota de este maratón es que a diferencia del resto de pruebas en las que se exige 18 años para participar, aquí es necesario tener un año más.

6. El Maratón de Chicago. Aunque la primera edición, en la que participaron 15 personas, se celebró en el año 1905 y se continuó disputando hasta la década de los años 20, posteriormente fue interrumpida y no volvió a correrse hasta el año 1977. Con el paso de los años el maratón de Chicago ha ido cobrando mayor importancia con la ayuda de patrocinadores, lo que ha contribuido a incrementar la cuantía de los premios para los ganadores con el objetivo de atraer a los mejores corredores de larga distancia.

La carrera, con salida y llegada en el mítico parque Grant, atraviesa cerca de una treintena de barrios de esta gran metrópoli, donde alrededor de dos millones de personas animan al paso de los atletas.

Hay muchos grandes maratones más en el mundo runner: Roma, París, Praga, Lisboa y, por supuesto València. Pensáis que la Ciudad del Running conseguirá situarse entre los grandes o, cómo dice su máximo patrocinador, el presidente de la Fundación Trinidad Alfonso, se acercará al record del mundo en 2020. Todo es cuestión de proponerselo, verdad.

Consejos para reducir las agujetas

las agujetas

Las agujetas, son roturas de microfibras musculares que se producen cuando el músculo es sometido a un ejercicio que tiene una exigencia superior al que suele realizar de forma habitual. Estas roturas suelen ir acompañadas de la inflamación del músculo.

Cuando las personas practican cualquier actividad física o entrenamiento sin estar lo suficientemente preparadas pueden producirse las agujetas, que muchas veces se identifican porque generan síntomas similares a pequeños pinchazos en la zona afectada. La intensidad de las agujetas depende del tipo de ejercicio que se realice. Por ejemplo, si las actividades son de tipo anaeróbico, de gran intensidad donde el gasto energético se produce en las reservas de los músculos, el grado de intensidad suele ser mayor.

Si, pese a que tu entrenamiento era el adecuado, se han producido las temibles agujetas, nosotros te vamos a dar una serie de pautas o consejos para evitar que estas sean muy dolorosas.

Consejos para aliviar el dolor de las agujetas

  • Realizar siempre un calentamiento. Antes de realizar cualquier deporte es fundamental empezar por el calentamiento para calentar los músculos y poco a poco incrementar la intensidad de los ejercicios.
  • Cuando la actividad termina, los deportistas deben dedicar algunos minutos a estirar las zonas musculares que han participado en los ejercicios.
  • Para recuperarse, los especialistas señalan dos acciones completamente opuestas: por un lado, descansar. El reposos ayudar a curar las micro roturas y a que los músculos vuelvan a su estado natural cuanto antes. Por el otro lado, los expertos aconsejan realizar más actividad física. Si el deportista sigue ejercitando las zonas y músculos afectados, la circulación sanguínea de la zona se restituye y, por tanto, la cicatrización de las roturas es más rápida.
  • Vigilar la alimentación y seguir una dieta equilibrada, como la mediterránea, en la que se incluyan tanto lácteos, como proteínas o hidratos de carbono, entre otros, favorecen la recuperación y que las agujetas no sean tan intensas. Además, también conviene tener una buena hidratación. De esta forma se resiste mejor el esfuerzo.
  • Dormir las horas adecuadas y no estar sometidos a estrés también impiden que las agujetas aparezcan antes. Si los músculos están tensos, el esfuerzo será mayor. Esto está vinculado a llevar una vida sana en la que no se consuman bebidas azucaradas y productos ricos en grasas saturadas.
  • Algunas personas suelen tomar medicamentos, como el ibuprofeno para reducir las molestias.

Consejos para entrenar con lluvia

entrenar con lluvia

Entrenar con lluvia no tiene que ser un freno para nuestra preparación. Estamos preparando una prueba tan exigente como el Maratón Valencia Trinidad Alfonso y cada día que le restemos a nuestro trabajo puede suponer calambres durante la carrera, un peor cronometraje o falta de confianza para afrontar el reto. Que un poco de agua no te pare, entrenar con lluvia es posible y nosotros te vamos a dar una serie de consejos para que puedas hacerlo perfectamente.

4 consejos para entrenar con lluvia

Una ducha rápida es determinante cuando estamos empapados tras nuestra sesión de entrenamiento. Lo que tendremos que hacer en este caso es lo siguiente. En primer lugar, es cambiarnos de ropa inmediatamente. A continuación iremos directamente a una más que necesaria ducha calentita. Nunca estires mojado, hazlo siempre después de completar este proceso.

Corre por asfalto. Seguro que sabes que para entrenar, pisar una superficie más mullida será mejor para evitar sobrecargas, pero en caso de entrenar con lluvia, no es la mejor opción.  Si nos vamos al asfalto evitaremos problemas de lesiones, ya que el mismo gesto de saltar charcos o esquivar zonas embarradas haciendo movimientos bruscos, puede provocar en sí mismo un problema muscular o una torcedura de tobillo. Por un día que rompamos nuestra rutina no pasa nada.

Entrena con gorra. El mejor aliado contra la lluvia, en la mayoría de los casos, es una gorra. Los runners, a lo largo de la temporada, acostumbran a ponérsela más para protegerse del agua que de sol, y es que no hay sensación más incómoda mientras corremos que la lluvia importunando nuestra visión.

Cuidado con el exceso de ropa. No debemos volvernos locos abrigándonos en exceso, sobre todo teniendo en cuenta que, cuando aparece la lluvia, la temperatura suele ser más llevadera. Los chubasqueros son un arma de doble filo; cuando son de mala calidad no transpiran mucho, así que pueden hacer que perdamos una gran cantidad de líquido y nos deshidratemos en poco tiempo. Si en la zona por la que entrenas suele llover a menudo, lo primero es invertir en una prenda técnica de calidad, y una vez adquirida, la gran mayoría de los días te bastará con una camiseta fina de manga larga debajo.

Frutos secos, sí, pero con moderación

frutos secos

Las cosas en la vida hay que tomarlas con moderación. Ese es el mensaje con el que tienes que quedarte cuando leas un artículo en internet que te hable de la importancia del consumo de tal alimento y bebida. Siguiendo ese hilo conductor os vamos a hablar de la importancia de consumir frutos secos y sus efectos beneficiosos para nuestro organismo.

Efectos positivos de los frutos secos

En cantidades adecuadas, los frutos secos son uno de los alimentos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda en adultos para tener una alimentación sana. El motivo principal, su contenido en grasas no saturadas. Los expertos en salud recomiendan la ingesta de grasas a través de los frutos secos, antes que las grasas saturadas, que podemos encontrar, por ejemplo en la mantequilla o el aceite de palma.

Por otra parte, debes saber que los frutos secos mejoran la salud del corazón. De hecho, diversos estudios apuntan que el consumo de frutos secos, dentro de una dieta equilibrada son francamente beneficiosos para la prevención de algunas enfermedades. En concreto la ingesta de frutos secos con una disminución de la prevalencia de factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2 y síndrome metabólico.

Por último, dentro del repaso a los efectos positivos de los frutos secos, prestamos atención a los deportistas. Si eres runner debes de saber que tras un gran esfuerzo, unas almendras pueden venir bien para recuperar energía rápido. Un aporte de energía sin tener que recurrir a productos preparados.

No abuses de los frutos secos

Ya hemos hablado de sus beneficios y de la lógica aplastante de que el abuso de su consumo puede ser perjudicial. Pero, vamos al detalle. ¿Por qué consumir frutos secos en exceso puede ser un problema para nuestro organismo? Si bien es cierto que son ricos en vitamina E y grasas saludables, comerlos de manera desmesurada supone una bomba calórica para el organismo. Así que, toma nota y no abuses.

Foto: Pixabay

Corre con tus piernas y con tus brazos

running-1705716_1920

En el running es evidente que para avanzar y mejorar tu rendimiento debes de tener un tren inferior bien trabajado. No obstante, por un tema de salud, pero también por un tema de rendimiento, no solo debes hacer trabajo de piernas, también debes de ejercitar los brazos. No, no estamos locos, el movimiento de los brazos es fundamental para correr largas distancias. Te lo explicamos a continuación.

El braceo nos proporciona un impulso adicional muy importante, además de equilibrar nuestro cuerpo en cada fase de la carrera. El movimiento de nuestros brazos marca, además, nuestra cadencia y longitud de zancada. Si mueves tus brazos despacio, tu zancada se alargará, tu cadencia será menor y al contrario. Para obtener una buena cadencia, el movimiento y ritmo de tus brazos es fundamental. La posición y su movimiento te ayudaran a mantener una mejor postura y ahorrarás energía.

Sobr ela posición de los brazos, también hay que seguir una pauta. Recuerda intentar mantener unos 90 grados de flexión de codo y no subir la mano más allá del hombro, moviendo los brazos siempre paralelos y cerca del cuerpo. No tenses los hombros y no aprietes las manos… Es más complicado de lo que parece, por eso, en tu entrenamiento es importante trabajar técnica de carrera para mejorar este movimiento.

Pero más allá de la importancia de la posición y movimiento de los brazos durante la carrera, hemos de pensar que correr solo es una actividad más en nuestra vida, cometemos un grave error si pensamos que corriendo ya cubrimos nuestro cupo de ejercicio, de movimiento, y que estaremos en forma con esas dos, tres, cuatro o más sesiones a la semana de nuestra rutina de entrenamiento de running.

El desarrollo uniforme de la musculatura es uno de sus pilares. Los apoyos para trabajar la fuerza en muñecas, antebrazos, hombros, siempre están presentes, equilibrando siempre los ejercicios de empuje y de agarre para evitar desequilibrios y desarrollar habilidades con una transferencia funcional a nuestra vida.

De hecho, hay numerosos estudios que demuestras que la fuerza de agarre está asociada con menor incapacidad futura y mayor longevidad. Así que, tenlo siempre presente y trabaja tus manos, brazos, hombros… recuerda:

¿Aún no sabes qué es un Fartlek?

people-2592247_1920

Si ya has empezado en el mundo del running y has ido siguiendo alguno de nuestros consejos, estás preparado para uno de los entrenamientos más famosos, el fartlek. Seguro que en alguna de tus primeras carreras has escuchado, mientras esperabas a tus compañeros de pelotón, referirse a esta extraña palabra. Pues bien, hoy te vamos a explicar, cuál es su orígen, en qué consiste un entrenamiento de fartlek y cuantas variedades te puedes encontrar.

Pues bien, el fartlek es un sistema de entrenamiento que consiste en hacer diversos ejercicios de carrera, caracterizados por los cambios de ritmo realizados a intervalos. En su origen, fue desarrollado por el entrenador sueco Gösse Holmér y posteriormente fue adoptado por muchos fisiólogos. De las muchas variedades que se practican una de las más popular es el fartlek polaco, un tipo de fartlek desarrollado en Polonia por Jan Mulak y otros entrenadores siendo un sistema más sistematizado en el que se divide el tiempo en 4 fases: calentamiento, series sobre distancias cortas, series sobre distancias largas y recuperación.

Tipos de fartlek

Seguro que cuando empieces a comentar que es un fartlek en el grupo de amigos o entres en un club con un preparador, muchos le pondrán apellido al entrenamiento, ya que hay varios tipos de fartlek dependiendo de las características o cargas con las que quieras dotarlo. A continuación exponemos tres versiones de este entrenamiento:

1) Fartlek por tiempos (sueco): se irá alternando entre fases de carrera rápida y otras de desplazamientos lentos. Un ejemplo claro es correr durante 2 minutos a una velocidad, más bien rápida. Descansamos 1 minuto y realizamos otra carrera rápida. Con este tipo el objetivo es llegar y mantener el umbral anaeróbico el mayor tiempo posible, es decir, las pulsaciones en estado anaeróbico durante un tiempo prolongado, para habituarnos a ello y poder trabajar bien en esas condiciones.

2) Fartlek por distancias (polaco): aquí deberemos señalar diferentes tramos a realizar, distintas distancias a recorrer a ritmos dispares. Como ejemplo, podremos hacer un recorrido de 300-400 metros a un ritmo rápido y 200 metros trotando, y así sucesivamente.

3) Fartlek por terreno: en esta clase de entrenamiento trabajaremos duramente las subidas y bajadas del terreno. Con unos descensos controlados y tranquilos y unas subidas explosivas en lugares de terreno muy abrupto. Aquí necesitaremos una forma física más desarrollada y preparada, así como un control de nuestro ritmo cardíaco. Por ejemplo, tras una subida podremos esperar, mientras trotamos y descendemos, a que nuestras pulsaciones bajen de 145 y en ese momento realizar una subida para llevarlas hasta las 180.

 

Cómo respirar correctamente durante la carrera

Respirar Runner

Tan importante como llevar un calzado correcto o alimentarse bien, está respirar de una forma correcta. No solo va a ser bueno para nuestra salud, sino que también nos va a ayudar a mejorar nuestro rendimiento en carrera, nos ayudará a sentirnos mejor y a derribar barreras.

Pero, ¿cuál es la forma correcta de respirar en la carrera? Pues bien, que no te falte el aire mientras te lo contamos, porque en las próximas líneas deberás de respirar profundamente para no quedarte sin aliento.

Lo ideal consiste en respirar por la nariz, tanto para inhalar como para exhalar. Ahora bien, si vamos a ritmos muy rápidos, esos que te hacen volar, podemos utilizar la boca, de esta manera entra oxígeno más rápido al organismo. Ahora bien, ten en cuenta una cosa, ya que según los especialistas no es aconsejable utilizar la boca para coger aire, ya que la nariz nos ofrece un filtro natural para el aire que entra y sale del organismo.

Una vez tenéis claro que es la nariz por donde tendréis que realizar la labor de inhalar y exhalar, queda el siguiente paso. Para sacar el máximo provecho a nuestra respiración durante la carrera, en lugar de utilizar una respiración superficial en la cual utilizamos solamente el pecho para respirar, es aconsejable una respiración profunda conocida como “respiración abdominal”, en la que la acción de la inhalación y la exhalación se extiende hasta el diafragma y estómago.

A medida que se inhala y exhala, el estómago debe expandirse y contraerse, a la vez que el diafragma coge fuerza del aire que entra y sale de los pulmones. De esta manera, nos aseguramos de que vamos a tomar más oxígeno en cada inhalación, a la vez que ayudaremos a vaciar correctamente nuestros pulmones durante la exhalación, evitando en otras cosas, la hiperventilación, la fatiga o el temido flato del corredor.

Así, leído parece algo muy sencillo, pero no lo es. Un consejo es trabajar esta respiración en casa tranquilamente. Nos tumbamos en el suelo y empezamos a respirar con la palma de nuestra mano situada sobre el estómago para comprobar que estamos realizando bien nuestro ejercicio.

Qué alimentos debo comer después de un entrenamiento

runners-635906_1280

El mundo del deporte amateur cada vez se va “profesionalizando” más. En realidad, es que nos gusta llevar una vida sana y queremos divertirnos entrenando, pero también cuidar nuestro cuerpo. Así pues, una buena idea, como solemos decir es tener una alimentación equilibrada, saber lo que comemos y cuando tenemos que comerlo. Sobre ello os vamos a hablar en este post, en concreto sobre los alimentos que debemos comer después de un entrenamiento.

Como bien hemos recordado, una buena alimentación es esencial después del entrenamiento, para reponer las pérdidas de nutrientes y agua que se han producido durante el mismo. Tanto por la utilización de nutrientes para obtener la energía necesaria, como la pérdida de agua y sales por mecanismos de compensación del calor como el sudor. Te explicamos, en qué punto perdemos los nutrientes y que tenemos que ingerir para recuperarlos.

Hidratos de carbono. Estamos hablando de la principal fuente de energía en cualquier disciplina deportiva. La síntesis de glucógeno muscular comienza en las primeras horas, una vez finalizado el ejercicio. Es por ello que debemos de saber lo importante que es alimentarnos bien después de entrenar

Así, para recuperarnos la ingesta de alimentos de alto índice glucémico, como por ejemplo el plátano, arroz o el pan es importante. Entrando un poco más en detalle, consumir un plátano maduro o un puñado de pasas durante los 15 minutos posteriores a la finalización del ejercicio puede ser un buen comienzo.

 

Proteínas. No es menos importante el consumo correcto de las proteínas post entrenamiento, para que su utilización sea eficiente y provechosa para nuestro organismo. Entrando en detalle, puede ser una buena propuesta, un montadito de pollo o pechuga de pavo, lo que también colaborará al consumo de hidratos de carbono tan necesarios.

Grasas. Resulta complicado hacer una aproximación al aporte que es necesario sin hacer un estudio personal. Si bien es recomendable el consumo de frutos secos crudos, aguacate, u otro tipo de grasa saludable acompañando en alguna preparación posterior al entrenamiento

Hidratación. El agua es fundamental para obtener un buen rendimiento en el ejercicio ya que nos ayuda a la regulación de la temperatura, en procesos fisiológicos de las células musculares, eliminación de metabolitos, lubricación de articulaciones… Es importante evitar la sensación de sed. En muchas ocasiones se comete el error de pensar que es un mecanismo de control para hidratarnos, pero no ya que está aparece cuando ya estamos en un estado de deshidratación. Con la perdida de agua también se pierden minerales principalmente sodio y potasio, por lo que es esencial hacer una buena reposición. En artículos posteriores te explicaremos en profundidad cómo tenemos que beber correctamente.

Esperamos que te haya servido de ayuda y nos ayudes en los comentarios a mejorar tu dieta.

Qué alimentos tomar y cuáles no antes de una carrera

runner-888016_1280

La alimentación del runner es muy importante para mejorar su rendimiento, pero también para cuidar su salud y conseguir el objetivo de llevar una vida sana. Pero, en ocasiones, es un dolor de muelas elegir el menú ideal antes de una carrera. Hay alimentos que comemos habitualmente que nos pueden resultar pesados y otros pensamos que no nos van a dar el aporte que necesitamos para el esfuerzo inminente.

Pues bien, si vas despistado a la hora de elegir tu dieta antes de la carrera, presta atención a las siguientes líneas. Te vamos a contar lo que debes de tomar y lo que no. Puede que lo segundo te resulte obvio, pero no está de más recordarlo.

Qué alimentos NO debes tomar antes de una carrera

Leche. Tanto las bebidas con leche como con base de leche pueden resultar perjudiciales. La lactosa, azúcar presente en la leche, puede generar molestias en un gran número de individuos con deficiencia de lactasa. Además, estas bebidas retrasan el vaciamiento gástrico dificultando las digestiones.

Zumos envasados. Recordar que no nos referimos a los exprimidos en casa. El alto contenido en azúcares libres puede provocar una hipoglucemia posterior y, en algunos casos, puede llegar a producir diarrea. Algo que, seguro, no queremos que nos pase.

Café o té. No sería recomendable en personas  que no estén acostumbradas a su consumo. No obstante, en personas que sí consuman café de forma habitual, una ingesta previa puede beneficiar durante la carrera debido a su su efecto ergogénico. Ahora bien, debes de tener en cuenta que tanto el té como el café son diuréticos, lo que puede ocasionar una ligera deshidratación y molestias durante la carrera por la necesidad de orinar.

Cereales ricos en fibra. No son recomendables antes de una carrera debido a que su difícil digestión puede generar trastornos intestinales durante la prueba.

Verduras y legumbres. La digestión de estos alimentos es lenta y en este caso no nos va a beneficiar. Pueden provocar flatulencias, hinchazón y aumento del bolo fecal.

Qué alimentos SÍ puedes tomar antes de una carrera

Probablemente dentro del listado que te vamos a proponer no encontrarás los alimentos que verías en un apetecible menú, pero en este caso no buscamos disfrutar de la comida, lo que queremos es disfrutar de la carrera. Así que, elige de la cesta de la compra lo que más te guste y a preparar la carrera.

Un plátano pero que no esté verde.
Patata y boniato.
Arroz cocido.
Frutas desecadas como dátiles, higos, orejones y pasas.
Zumos de fruta hechos en casa.
Atún natural.
Cacao.
Aceite virgen de coco.