Alimentos de temporada, las cerezas

cherries-1465801_1920

Seguimos con nuestra serie de artículos donde recomendamos alimentos de temporada, no solo por sus beneficios para llevar una vida sana, sino también por los otros valores intangibles asociados a ellos. En este caso, vamos a hablar de un delicioso manjar que siempre va en pareja, estamos hablando de las cerezas.

Las cerezas son los frutos carnosos y dulces de los cerezos, árboles de la familia de las rosáceas que se encuentran principalmente en zonas templadas. Las cerezas son muy apreciadas por su sabor dulce y su efecto refrescante. Su temporada de recolección empieza en el mes de mayo y se alarga durante un par de meses más.

Entramos en detalle sobre las cerezas

Vamos con sus beneficios como alimento. En primer lugar, hay que recordar que el 85% de la cereza es agua, por lo que tiene un contenido prácticamente nulo en grasa, pequeñas cantidades de proteína vegetal y el resto son carbohidratos. Las cerezas nos aportan principalmente vitaminas C, B9 o folato y A. En cuanto a minerales, esta fruta contiene potasio, fósforo, calcio y magnesio.

Las cerezas tienen tan solo 60 kcalorías por cada 100 gramos de fruta. Esto quiere decir que son un alimento especialmente beneficioso para las personas con sobrepeso u obesidad que están haciendo dieta para adelgazar.

Propiedades para nuestra salud

En cuanto a las propiedades que podemos encontrar en las cerezas, estas participan en la prevención de enfermedades crónicas y degenerativas como es el caso de osteoporosis o enfermedades cardiovasculares. Además, las cerezas son un excelente aliado para los casos de gota o ácido úrico alto.

También, contribuyen al correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso y muscular debido a su contenido en potasio y magnesio. Comer esta fruta no sólo nos provee de las vitaminas y minerales que nuestro organismo necesita sino que además nos proporciona agua que favorecerá la hidratación de nuestro cuerpo, algo muy importante durante los meses de más calor.

Las cerezas contribuyen a que tengamos una piel más sana e hidratada y a retrasar su envejecimiento. Por último esta fruta contribuye a que vayamos regularmente al baño gracias a su aporte de fibra y así poder prevenir el estreñimiento debido a su ligero efecto laxante.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *